© 2018 by Iván. Proudly created with Wix.com

The Seven Last Words from the Cross / Las Siete Palabras

Actualizado: 21 de nov de 2018

Project based on the Sayings of Jesus on the cross. NEOPERCUSION commissioned 7 composers to write a new piece based, each one of them, on one of the those 7 phrases.



Program:


I. Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen

Pater dimitte illis, non enim sciunt, quid faciunt

For percussion trio

HELENA CÁNOVAS (1994)

II. Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso

Amen dico tibi hodie mecum eris in paradiso

For solo percussion and electronics

ALICIA LÁZARO (1993)

III. Mujer, ahí tienes a tu hijo. [...] Ahí tienes a tu madre

Mulier ecce filius tuus [...] ecce mater tua

For percussion duo and soundtracl

HERMES LUACES (1975)

IV. ¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?

¡Elí, Elí! ¿lemá sabactaní? Deus meus Deus meus ut quid dereliquisti me

For percussion ensemble, children choir and soundtrack

PIERRE NOACK

V. Tengo sed

Sitio

For four amplified surfaces and two performers

SERGIO COTÉ (1987)

VI. Todo está cumplido

Consummatum est

For percussion trio

CARLOS FONCUBERTA (1977)

VII. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu

Pater in manus tuas commendo spiritum meum

For percussion quartet

OLIVIA CARRIÓN (1983)


* All works are commissions of NEOPERCUSION

Las Siete Palabras (septem verba en latín) es la denominación convencional de las siete últimas frases que, tal como se recoge en los evangelios canónicos, Jesús pronunció durante su crucifixión, antes de morir. Su interpretación devocional es una comparación con situaciones por las que inevitablemente pasa la vida de todo creyente, a la que se suman todo tipo de exégesis. Tratados enteros de análisis teológico han sido dedicados a estas frases y son varios los compositores que han escrito a lo largo de la historia obras basadas en ellas. Con el objetivo de continuar con esta práctica musical, NEOPERCUSIÓN ha comisionado a siete compositores y compositoras una obra basada en cada una de estas frases.

Si el espíritu es aquella dimensión inmaterial que nos capacita para la comprensión de realidades superiores como los valores estéticos y morales, el sentido último de las cosas, y la experiencia de lo divino o trascendente; y si considerásemos que la música de alguna forma se mueve en esa misma esfera de conocimiento, ¿será posible que a través de esta obra colectiva podamos propiciar el encuentro intersubjetivo que induzca la conciencia de algo que trasciende nuestra actual condición humana, y que es por tanto superior a nuestra capacidad de pensamiento, algo así como una experiencia pura? De ser así habría una pregunta más que cabría plantearnos: ¿es dicha experiencia evidencia de una necesidad intrínseca al acto de ser? ¿O es, por otro, un atisbo, un símbolo, de algo que puede ser parcialmente definido como verdad última, eternidad, totalidad…?


  • YouTube - círculo blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco